Month: junio 2007 (page 2 of 2)

La armonía de los gestos

Imaginemos a los monjes medievales que leían los textos en voz alta porque no se habían inventado aún los signos de puntuación. Traslademos esto a la época actual donde -aún en silencio- transcurre en frenético tecleo la mitad de nuestras comunicaciones.

Leer más

Representar la realidad

Desde las cavernas de Altamira para acá, uno de los grandes juegos de la Humanidad ha sido representar la realidad. En el medio una larga lista de posibilidades: pintura, ajedrez, go, juegos de realidad virtual inmersiva, Second Life. Whatever. En todos los casos se trata de ganar poder: cazar a un bisonte, o convencer venture capitalists. Ejemplos? Ante una audiencia más o menos grande, en ámbitos empresariales o educativos, un profesor o un gerente tratan de captar la audiencia, munido de una laptop, un PowerPoint y un cañón: dos o tres mil dólares de mínima para esbozar una idea. No será mucho? Las secretarias tienen el poder: se reserva con antelación el cañón, se los trae de otras oficinas, se los alquila… todo para convencer a alguien. Todo para representar una realidad. Se dice que se ha vuelto a la mayéutica y al discurso socrático: en la palabra está la esencia. Pero el ser humano es «visual» por naturaleza, y va a seguir recurriendo a la tecnología. Microvision primero, y ahora Phillips y Epson se han lanzado a la tarea de construir mini proyectores para laptos o para PDAs. La idea es bajar a la cuarta parte el presupuesto minimo para convencer visualmente a una audiencia escéptica. Y de paso, convertir esto en un gadget personal -y limitar el poder de las secretarias (:D). Aún así, el PowerPoint supone una división jerárquica donde el que proyecta posee la verdad revelada. Tal vez la herramienta sea otra, una pizarra Mimio donde el sujeto a cargo sea un mero ordenador de ideas desprovisto de ego que produzca una realidad emergente de un grupo de personas. Esto tiene más sentido «colaborativo», si es que la web 2.0 tiende a aplanar las jerarquías, y algo del online fluye al offline (ojalá así sea).

Julian Barnes «England, England»

“Well, women have traditionally accommodated themselves to men’s needs. Men’s need being, of course, double. You put us on the pedestal in order to look up our skirts. When you wanted models of purity and spiritual value, something to idealize while you were away tilling the soil or killing the enemy, we accommodated ourselves. If you now want us to be cynical and disillusioned I dare say we can accommodate ourselves to that as well. Though of course we may not mean that, anymore than we meant it before. We might just be being cynical about being cynical.”

Julian Barnes, «England, England» (1998)

Mucho no es mejor, y porqué aceptamos un contacto

En la excelente LinkedIn la medida de las cosas parece ser cuánto contactos tenés. Me opongo a una métrica tan absurda sobre un universo ficticio: en una PyME de cien empleados que no interactúa con el mercado, cada uno de sus integrants podría intercambiar contactos, llegar a 100 y aún ese valor respetable no sería medida de nada.

Leer más

Newer posts