Cada dos o tres horas accedo a Twitter mediante el teléfono móvil. Es un distractivo, una forma de estar al día en lugares donde no hay un acceso Wi-Fi, o una compulsión. De paso, los usos de Twitter son inesperados: juega tu equipo de fútbol en una zona sin Wi-Fi ni TV, y la única forma de saber algo son las búsquedas actualizadas en Twitter. Como fuere, en esas ocasiones cada tanto aparece un comentario a chequear o un link a una página ilegible en el móvil. Uno se dice, debería recordar esto. Pero no se tiene la comodidad de una laptop. Se debería poder “marcar” el concepto o el tuit de alguna forma, y uno cae en la cuenta de que Twitter no provee tal funcionalidad.

Leer más