Los lanzamientos de nuevos productos vinculados a las Telcos o al IT -como quieran verlo- son cada vez más frecuentes. El usuario apenas sí se familiariza con el terminal, cuando es anunciado día por medio. La  comparación dentro de una misma «familia» es cuando menos difícil. Coinciden por esto días los lanzamientos de Apple, Google y Microsoft en el rubro «minitablet», justamente los tres gigantes del sector -si olvidamos por un momento la eterna promesa de Facebook y los terminales-.

Surge como evidente el Nexus de Google como buena opción para quien sólo use conectividad «barata» en esporádicos hotspots Wi-Fi, a un precio más que razonable.

Por eso es bienvenido el benchmark del Wall Street Journal sobre nuevos lanzamientos en tabletas «mini». Algo que apenas puede manejarse, que no sirve para trabajar en detalle un Excel o un PowerPoint, y que a lo sumo puede permitir ver un video, contestar mails, y olvidarlo tras el anuncio de la siguiente minitablet.