Month: August 2009

Reafirmación del yo online

Danah Boyd se sorprende del exceso de ego hecho petabytes de fotos en Facebook en su propio estallido casi kolyikeano llamado “Obsesively recording and sharing our vacations”. Cada uno lo apreciará en su propio playground de hojas muertas que es su propia home. En mi caso, una conocida se va de vacaciones, postea quinientas fotos, vocifera el buen momento y reafirma su yo arenado. Otra amiga no para de sacar fotos de placas de auto que le parecen graciosas. Finalmente, un tercer amigo hace suya una cruzada oscura, y sube videos de excelente calidad… pero todos la misma noche.

Leer más

Como perder clientes de manera efectiva II

A veces ocurre que su empresa se halla en un plateau. A pesar de la masividad y del buen branding, la penetración es del 100% y no hay nuevos clientes; a lo sumo renovación de terminales, algo de banda ancha inalámbrica y el sueño de esos SVAs que no se concretan.

Leer más

La entrada triunfal de la boda JK

A veces creo que no es la cosa intelectual, ni la colaboración, ni la posibilidad de que un par de programadores desbanquen la industria.

Lo que rompe el molde en el mundo 2.0 es que un evento común, hecho con razonable buena onda, se transforme en un happening -en una SmartMob?- y a la vez en el video más visto en el mundo. Y por qué?

Leer más

El Señor Información

(A pedido del público, retomo la sección Dialoguitos en la Webosfera).

Contexto: International Telecommunications Society Conference del 2001. Todos vinieron a Buenos Aires, todos, en los últimos estertores del dolar barato. Entre ellos quien creo que es el Señor Información, Hal Varian. Es ahora un top ten en Google y pueden creerme, es un grosso. O más bien pueden buscar chequear su impresionante trayectoria. Esta conversación ocurrió en el Sheraton en inglés, duró un minuto y sin embargo me hizo pensar mucho a lo largo de los años.

Leer más

Las manos detrás

 

Me hablaa Juan Sanchez, mi taxista mexicano favorito. Me habla mientras pienso que “tax-mex” sería un buen apelativo. Lo hace sin pausa, durante las últimas cinco horas mientras me lleva en un raid laboral-cultural que abarca último reunión con Claro México, Museo de Antropología y aeropuerto. Me asegura que su servicio es barato, que conoce las mejores rutas y asegura que será mi guia durante mi próximo viaje. Y que esta vez “oiga, elíjase un hotel bonito cerca de Polanco, para qué se fue a Santa Fe”.

Leer más

Tríada: epifanía antisocial

Ningún hombre quiere que le espíen la conversación interior, dijo alguien. O en buen romance, lo que todo hombre quiere es que no lo molesten. Pensaba esto mientras estiraba las piernas y respiraba hondo tras correr en una pista de atletismo desierta. 12 km, la mitad de ellos a 4:30, en la pausa del mediodía en un día invernal pero de sol: la receta de la felicidad. Era un momento perfecto: no demasiado frío, algo de nubes, hasta la torpeza intelectual de Andy K en el mp3 era algo tolerable. Como en un recuerdo lejano, el trabajo marchaba bien.

Leer más