Ava

Sorry, this entry is only available in Español.

2 Comments

  1. Me resuena terriblemente lo de la solidaridad virtual como única solidaridad y su completo alpedismo. Lo veo a diario en las acciones de protección a animales. Cualquier foto de animal en situación de abandono genera un “pobrecito” automático. Ahora, andá a pedir una colaboración en guita, un tránsito o un paquete de balanceado para el pichicho. Cri cri cri.
    Tremenda cagada al cubo lo de Francia, igual que lo de Mali, lo de Siria (y siguen las firmas). Seguiré conservando mi avatar en Facebook tal como está.

  2. Es así LadyRyk. Vuelve la pregunta de los `90 cuando nacía la web y la gente se preguntaba “por qué la gente es buena online” y eso se ligaba a reputación, economía del don, whuffie o esas cosas. Fijate este post de 2009 al respecto: http://snark.com.ar/singular-bondad-online/
    Mi respuesta por ese entonces era “es más fácil ser bueno online que offline” porque interfasear con Mr Damnificado no es sencillo -tu perrito, mi mamá enferma de entonces, el terrorismo-. Hay que poner la piel, involucrarse.
    Pero acá en la web, maravilla, sólo hay que depositar un click. Con las redes sociales menos energía aún! El click favea, deja likes y otorga una pátina de suave bondad inmaterial, no empática, que probablemente blanquee los dientes.
    Yo no puedo empatizar con esa telebondad, y celebro no ser el único. No me quiero alinear con nada, no quiero que piensen que soy bueno o sensible. Más aún, probablemente no lo sea, pero la sola idea de ser click-bondadoso me da náuseas.
    “Basta / me voy / a tomar una ginebra…”

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>