Desde que se lanzó 3G en el país y debido en parte al crecimiento en Laptops, la tentación es usar al segmento de profesionales para “blindar” el acceso fijo en un bundle de productos. Ayer llegó a mi casa una pieza de marketing de Arnet para su producto Arnet Go! que es precisamente el “bundle” entre el acceso de banda ancha convencional (hogareño) y que incluye el acceso de la laptop a 3G, todo por $149.90.

Hay un pero. La letra chica de la pieza publicitaria habla de un alquiler mensual del modem3G que se conecta a la laptop de 10$. se habla de plazos mínimos de un año… hasta ahí es razonable. Pero en una larguísima frase (en las gerencias de Comunicación no hay literatos, sino chicas lindas) que mezcla velocidades de acceso fijo y acceso móvil, y donde figura una cláusula de lentitud cuando el cliente se pasa del tope de 3 Gigas mensuales. Esto está totalmente a contramano de lo que ocurre en el mundo.

En el 2004 en Telefónica tuve a mi cargo la responsabilidad de lanzar el Speedy Byte, que era otro producto tipo Taxi (cobro por tráfico) pero para acceso fijo. Para ello era fundamental un desarrollo -que fue eterno- para que el cliente supiera exactamente si se pasaba del límite, y cuánto le iba a costar la “ficha” adicional. El producto no prendió, pues la mayor claridad de los planes “planos” y ciertos vaivenes de duplicación de velocidad lo mataron al nacer. Cuatro años después Telecom propone lo mismo, pero reduciendo la velocidad a 128 kbps. El problema es que 3 Gigas se alcanzan rápido en un mes: en cuentas rápidas, imagino dos película (2 Gigas), cien canciones (0,5 Gigas) y el uso diario de web y mail, y ya estamos.

La imaginación al poder. En un mes es probable que el área de Atención al Cliente de Arnet le estará sugiriendo a Comunicación de Telecom la posibilidad de un oximoron: letra chica más grande, y packagings menos importantes. Queda la idea de que Producto es un área esencial que debe coordinar esfuerzos entre áreas, y qu el jefe de producto debe ser capaz de explicarle a cualquiera de qué se trata un nuevo producto en treinta segundos.