Esta imagen ilustra perfectamente los diálogos en la empresa entre los supuestos agentes de cambio y los igualmente supuestos detentores del poder. Y una vez más, no se trata de tecnología, sino de un cambio comunicacional.

Es un instante que hace realidad la frase de Sartre: “El infierno son los otros”, en especial cuando vienen a darnos supuestas malas noticias: hay cambios, bajan los ingresos, tenemos menos clientes, no tenemos Capex para invertir, nos falta Opex paga nuestra campaña, o peor: “no sabemos lo que nos pasa”.

De paso es una imagen que uso bastante en algunos trainings y consultorías. Algo así como “no maten al mensajero”, pero usando ideas de Tara Hunt, Paul Jones, y Dave Wilkie (“Jetpacks”).