La selfie está muerta, larga vida a la dronie!

En estos tiempos hay dos tendencias que crecen de modo parejo: el gusto por la tecnología y la necesidad de exhibirse. Al mayor poder de procesamiento de los celulares y uso intensivo de las redes sociales solo se le compara la vanidad de los individuos. Si 2013 fue “el año de la selfie“, y 2014 fue pródigo en “selfie sticks” (esos palitos para sujetar cámaras o celulares, para mejorar la selfie), 2015 mostrará la combinación de drones con selfies en algo que ya tiene nombre: las “dronies”.

La razón? Los drones ya están socialmente aceptados, su vuelo no inquieta tanto como hace un par de años  (a pesar ciertas alarmas en aeropuertos) y su precio ha disminuido mucho. Los videos en turismo, bodas, esquí y carreras náuticas han sido los precursores para la “foto desde arriba”, que pretende congelar lo que hasta ahora fue movimiento puro.

En las maratones es usual fotografiar a los corredores levemente desde abajo para dar un matiz épico al paso del corredor; también añade un buen branding a las marcas de las zapatillas. Ya es un estilo. Me pregunto cómo quedará la popularización del efecto contrario, un dios que nos mira y nos juzga desde las alturas, delatando peladas, arrugas, y miradas que buscan el fotógrafo celestial? Somos lo que comunicamos, escribía yo hace unos días. También somos la manera en que fotografiamos.

3 Comments

  1. Me quiero morir, soy fan del contrapicado.

  2. Nuuuuuu el contrapicado perjudica mucho! :-D

  3. Contrapicado. Qué épicos que estamos. Dentro de un rato vamos a hablar todos de fotografía cenital.
    Aunque Vanesa, la escena de la charla del otro día merecía un contrapicado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>