La modelo argentina Nicole Neumann desfiló casi desnuda para protestar por el uso de pieles naturales en una calle de Buenos Aires, adonde se trasladó de manera imprevista la noche del miércoles después de que una multitud le impidiera hacerlo en un céntrico cruce. "Las únicas zorras en la pasarela deberíamos ser nosotras", rezaba un cartel que portaban Neumann y un puñado de mujeres y hombres jóvenes. "Prefiero estar desnuda que con pieles" o "Las únicas pieles en las pasarelas deberían ser las de las modelos", se indicaba en otros. Los cuerpos de las mujeres -vestidos con diminutas bikinis pese al frío invernal- se insinuaban detrás de los carteles que le cubrían el pecho y la espalda. El desfile había sido publicitado por los medios de comunicación y estaba programado para hacerse en la intersección de la avenida Corrientes y la peatonal Florida, pero la multitud que se reunió en el lugar impidió a Neumann cumplir con su cometido. "No bajé porque era imposible. La gente estaba muy agresiva y empezó a golpear la camioneta. Nos asustamos mucho y por eso buscamos un lugar más tranquilo porque el objetivo era hacer una marcha para advertir sobre la matanza que significa el uso de pieles naturales", explicó la modelo. Dijo que había tomado la iniciativa después de "ver por televisión muchísimas personalidades usando pieles de animales". "Quienes tenemos convocatoria en los medios, tenemos mucho poder y debemos utilizarlo para transmitir este mensaje", agregó. La ilusión de ver a Nicole desnuda generó un revuelo y en el lugar de la cita original el tráfico estuvo interrumpido durante casi dos horas. Semáforos, marquesinas, carteles indicadores de calles en la céntrica esquina fueron ocupados por hombres de edad variada, que se disputaron los sitios de visión privilegiada, mientras oficinistas y transeúntes ocasionales se agolpaban para tratar de ver algo de piel... humana. La espera fue amenizada por un hombre que se desnudó frente a los presentes, que aplaudieron su osadía, transmitida en vivo por varios canales de televisión. me parece muy bien esta iniciativa... ahora... estaba viendo un video de unos pelotudos que secuestraron a uno de los perros de esta modelo xq supuestamente ella no cumplio su promesa de desnudarse... me parece de cuarta q estos tipos por babosearse un rato la asusten a ella de esa manera... realmente no puedo creer la pelotudes de la gente ¬¬ la amenazaron con hacer a su perro tapado de piel.. eso realmente no me parece para nada... o sea... keres pajekdlspgñozhgr un rato?... bueno, mira pornografia... pero no pongas en peligro una vida ¬¬ - Fotolog

Una Smart Mob es una forma emergente de organización social auto estructurada. Es un buen ejemplo de todo lo que se habla sobre Complejidad, y se debe a las ideas de Howard Rheingold expuestas en su libro Smart Mobs: The Next Social Revolution. Algunos tips al respecto:

  • Las Smart Mobs están en línea con el concepto “power to the people” pues no requieren jerarquía central. Otra analogía: es como el Mesh de OLPC.
  • Se alimentan del crecimiento de la tecnología: desde el viejo IRC pasando por Internet hasta cualquier clase de wireless devices , y no sólo celulares. Pues es info que se difunde entre la gente, tan rápido como se pueda.
  • Funcionan como cualquier organización P2P: crece su magnitud con el cuadrado del número de nodos. Emerge un comportamiento colectivo no adivinable al principio.
  • Las Smart Mobs estarán en todos lados, de la mano del abaratamiento y miniaturización de los chips (pervasive computing).
  • Un antecedente son los happenings del Di Tella de la década del sesenta: estar en tal lugar a tal hora para realizar actos bizarros. Esto vuelve, de la mano de la tecnología.

Falta explicar la imagen. El fallido intento de desnudo de la modelo Nicole Neumann ayer en Buenos Aires -debido a protestas naturalistas, o lo que fuere- fue un Smart Mob. Se difundió por los celulares, la gente ganó la esquina de Florida y Corrientes y todo fue un caos.