Nueva ley de telecomunicaciones: ganan los abogados

Telecommunication pylon

La nueva ley de telecomunicaciones argentina acaba de surgir por sorpresa, pocos días antes de la licitación 4G. Nótese que en los países centrales estas leyes llevan tiempo: hay que definir bien los actores y los tiempos, evitar obsolescencias tecnológicas, fomentar la competencia y sobre todo dejar claro quién es el árbitro en cuestiones de interconexión.

La buena noticia es que se deja de lado la diferencias entre “Telcos” (empresas de redes telefónicas) y “Cables” (operadores de TV por cable) ya que la tecnología los ha nivelado y en teoría cualquiera de estos actores puede brindar telefonía, Internet o TV. Esto es bueno y teóricamente significa legislar por servicios y no por redes.

La mala noticia que esta nivelación en transporte (que cualquier red sea igual) no tiene su contrapartida en los contenidos. No cualquier red podrá ofrecer cualquier contenido, que sería lo deseable, ya que todo servicio converge en Internet. Por esto se criticaba tanto a la ley de servicios audiovisuales: por qué tanto énfasis en tantas radios o tantas TV por grupo, si no son cuestiones geográficas, y cualquiera de estos servicios serán streamings en Internet. Pero en este punto hay una asimetría manifiesta, y es que las redes telefónicas podrán ofrecer TV, pero los cables -habituales proveedores de TV- no podrán ofrecer telefonía. El gobierno sigue castigando a sus enemigos.

Hay además gran inquietud respecto al unbundling o apertura del “local loop”. Los jugadores  “tradicionales” que han invertido en tener una red propia ahora perderán su ventaja al tener que abrir su red a nuevos jugadores, sin tener claro qué recibirán a cambio o si habrá algún período de transición. No es esta la única preocupación. El Estado puede fijar ahora que cualquier cosa puede ser Servicio Público (esto es, esencial, en todo el país, y por tanto es el Estado quien fijará la tarifa). El riesgo es que Internet y los servicios Móviles caigan en esta categoría, y ocurra que el Estado fije tarifas por debajo del costo, algo que habitualmente cae bien en la población. Esto produce algo casi inmediato:  pérdida de rentabilidad, desinterés del operador, baja de la calidad y desinversión a largo plazo. Esto es lo que ocurre hoy en nuestro país en empresas de Agua y Electricidad. Lo que es fiesta populista a corto plazo, siempre resulta destructivo para la sociedad a largo plazo. Solo que quienes festejaban hace un tiempo las tarifas bajas no suelen poseer buena memoria.

Dónde quedan las amadas OTT entonces? Por ahora, disimuladamente, los Netflix y demás seguirán entrando y haciendo su negocio. No veo que esta ley los modifique. Su negocio es más rentable, atractivo y sin sujeción alguna a la legislación local.

Hay otros temas de importancia. Quién manejará la caja del servicio universal desde ahora? Quien toma las decisiones dentro del Estado y en qué tiempos? Prefiero dejar pasar un tiempo, volver a mis apuntes de “Derecho de las Telecomunicaciones” y ver qué ocurre estos días con la licitación a 4G. En tanto, mi sensación respecto de leyes rápidas y difusas es que los únicos que ganan son los abogados, pues a falta de mejores definiciones estaremos en presencia de una catarata de juicios en el futuro.

Adenda 1: gran definición de Carlos Pagni hoy: “un gobierno que legisla para penalizar (y recaudar) y no para organizar”.

Adenda 2: audio de Alejandro Fargosi, mi profesor en Derecho de las Telecomunicaciones, opinando sobre la nueva ley.

@fargosi – “Ya la ley de medios era un desastre y ahora quieren aprobar esto’

Actualización del 18 de Noviembre de 2014: muchos cambios.

En estos días hubo gran resistencia del Senado ante algunos aspectos de la Ley.

  • DirecTV mantendrá su exclusividad dentro de la TV satelital pues a las Telcos les estará vedado ofrecer este servicio.
  • Se está tratando de definir un mecanismo de gradualidad para que el cambo no sea tan brusco. La gradualidad se medirá de alguna forma (número de clientes o habitantes del área de provisión, en un probable cronograma a 5 años).
  • Se confirmó que desaparecerá el concepto de larga distancia en telefonía de voz, lo cual tiene sentido ya que esto actualemente es un su mayor grado una llamada IP donde no hay gastos de transporte en el sentido antiguo del término.

Son demasiados bandazos de un lado a otro en un juego de enormes presiones a un día de la probable aprobación del proyecto. Qué resultado tendrá esto? Lo del título, habrá inconsistencias y grises, disparidad de jugadores, y enormes oportunidades para los abogados.

1 Comment

  1. muy claro, Daniel. Gracias

    Mariana

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>