“I was only in a childish way
connected to the established order;
I was terrified by oysters
and glanced distrustfully at guardsmen.

And not a grain of my soul owes anything
to that world of power
however much I was tortured
trying to be someone else.”

Muy conveniente en una primer lectura. Casi autoreferencial.

Por leer cosas como estas delante de una audiencia supuestamente cordial, Mandelstam fue llevado a un campo de concentración y muerto años después.

Setenta años después, es como si alguien le llevara tu blog -esterilizado con un nickname- a tu patrón y eso te creara problemas con la patronal. No, eso no ocurre, menos en un contexto web2.0.