Los expertos coinciden en que Bing, el buscador de Microsoft, no parece el más eficaz. Sin embargo en el relevamiento reciente de StatCounter ya presenta un buen crecimiento (17%), tras sólo un par de semanas de su lanzamiento.

Posiblemente podrá seguir creciendo en bundles, acompañando nuevas laptops o paquetes de Office. Podrá hacer acuerdos de descuentos por compras realizadas a través de su página. O será, tal vez, lo del poderoso caballero: que como tantas otras veces que la fuerza del gasto publicitario desbanque a competidores o a marcas preexistentes. Hay ejemplos: en la guerra de los browsers Explorer borró a Netscape, y sólo un producto tan excelente como Firefox pudo avanzar con el boca a boca. Más aquí, en LatAm, en sólo un mes Movistar borró a las marcas anteriores de móviles: alguien recuerda en Argentina a Unifon? Lo mismo ocurrió hace sólo un año con Claro y CTI.

En este caso el poderoso caballero son 100 millones de dólares coordinados por JWT, de acuerdo a fuentes confiables. El efecto será perdurable sólo si Bing realiza búsquedas más eficientes. Por ahora sólo muestra imágenes random en su home, un nombre no demasiado atrayente -pese a lo que opine Steve Ballmer- y resultados no demasiado relevantes.

En fin, como ya lo sabía Quevedo:
“Pues al natural destierra / Y hace propio al forastero,
Poderoso caballero / Es Don Dinero”.