Tag: Lecturas (page 1 of 11)

Ava

Sorry, this entry is only available in Español.

(Español) El karma de vivir al sur (de Londres)

Sorry, this entry is only available in Español.

Ursula Le Guin, Kimetto y la jerga de los corredores

En la novela de Úrsula Le Guin llamada “El nombre del mundo es Bosque” los terrestres esclavizaban un mundo de homínidos  chiquitos, deforestaban su planeta y acometían una serie de atrocidades. Los esclavos salían corriendo a ejecutar sus tareas bajo el mantra “ya voy, rápido-volando…”. Las imágenes del keniata Kimetto rompiendo bajo la puerta de Brandemburgo el record de las 2 horas 3 minutos me devolvió al recuerdo de ese libro, y a la pregunta acerca de qué tan difícil es bajar las dos horas?

Leer más

John Fante y el encanto de la escritura visceral

“A man of importance, ah yes, now I remembered, my publisher, he was getting in tonight by plane. Out at Burbank, away out in Burbank. Have to grab a cab and taxi out there, have to hurry. Goodbye, goodbye, you keep that eight bucks, you buy yourself something nice, goodbye, goodbye, running down the stairs, running away, the welcome fog in the doorway below, you keep that eight bucks, oh sweet fog I see you and I’m coming, you clean air, you wonderful world, I’m coming to you, goodbye, yelling up the stairs, I’ll see you again, you keep that eight dollars and buy yourself something nice. Eight dollars pouring out of my eyes. Oh Jesus kill me dead and ship my body home, kill me dead and make me die like a pagan fool with no priest to absolve me, no extreme unction, eight dollars, eight dollars …”

Leer más

Autores metidos a personajes

Diapositiva1

Toma 1: Hace años leí con esfuerzo “Ciudad de Cristal” de Auster. Lo que ocurre allí es que por mera curiosidad, un tal Quinn se hace pasar por un detective llamado Paul Auster, igual que el autor. Nada demasiado interesante sobreviene después, ni siquiera tras un pretendido juego de simetrías. No tengo mucho más para agregar: el autor aparece en la propia novela.

Leer más

Douglas Adams, Bowie, y la reacción ante la tecnología

Se dice que a fines del Siglo XIX en Gran Bretaña la gente veía como algo demoníaco el hecho de que los trenes sobrepasaran la velocidad de 70 km por hora. Desde entonces la física atómica, los viajes espaciales, los avances en salud, la informática y la comunicación de masas -por citar cinco “breakthroughs”- producen un rechazo similar… pero no a todo el mundo. Y no de la misma manera. Es algo que parece producirse por edades y según algunas pautas culturales.

Leer más

Older posts