Tecnología, cultura y significado de los cambios

Diapositiva1

Estamos a unos diez años del inicio del supuesto boom de las redes sociales. Todo lo que es Web 2.0 se puede resumir en cuatro o cinco cambios coincidentes que provocaron un impacto cultural:

  • Aparecieron CMS (gestionadores de contenidos)
  • Fue posible “taggear” o crear categorías al usuario
  • Fue más común el uso de Ajax y XML en desarrollos más flexibles
  • Las mejoras en los chips favorecieron que todo lo 2.0 pasara al mundo móvil
  • La comunicación cambió y esto afectó a que el mundo corporativo perdiera formalidad.

Quedan miles de detalles, pero esta lista fue solo un resumen. Hubo pocos ganadores (Facebook, Twitter) y muchas otras redes sociales quedaron olvidadas. Parecido a las “dotcom” en los noventa? Por supuesto. Tara Hunt hace un resumen más completo.

Escribo en primera persona: este balance es personal. Muchas veces dije aquí que lo que me interesa es el impacto de la tecnología en la cultura de la gente: ese sedimento imperceptible, a veces no buscado, que va quedando en su inconciente, y que genera nuevas actitudes, tribus urbanas, y hasta cambios en la sociedad.

Identificar estos cambios es interesante, tanto para nosotros los curiosos, como para las empresas cuyas marcas buscan atraer nuevos segmentos. De la mano de la semiótica y la semiología las marcas buscan ser percibidas como una experiencia y ofrecer un signficado a estos segmentos, tal como una persona atrae a otra.

Sin embargo, el balance de diez años de aparente inmediatez (los posteos sentimentales de Facebook, los “braggies” y “selfies” de Instagram, la fugacidad de Twitter) indica que el péndulo está yendo hacia el lado opuesto. La marea de instantes fugaces, relaciones superficiales o fanfarria mundialista termina provocando el anhelo por lo opuesto. Cada vez más el interés de clientes pasa de los trainings “duros y veloces” (parte superior del gráfico) hacia las cuestiones “blandas y lentas” (parte inferior). Si trato de ahondar en cuál es el mayor problema en la organización, surge la falta de compromiso, la atención dispersa o el exceso de información. En un plano más personal veo en amigos o famila que, una vez resuelta la supervivencia, buscan escapar de conflictos económicos y buscar trascendencia y relaciones -aunque esto vaya en detrimento de los negocios-.

Creo finalmente que hay una migración de estupidez hacia los medios (deberé escribir sobre esto) mientras los individuos buscan refugiarse en los valores inestimables de la soledad y el silencio para reencontrar el significado de su entorno. Como decía Pamuk en su “Black book” al comparar gente con maniquíes: “Once upon a time, they had lived all together, and their lives had had meaning, but then, for some unknown reason, they had lost that meaning, just as they’d also lost their memories”.

Mientras pienso esto, en un desierto del norte de África una tribu nómade contempla un partido del Mundial con una laptop enchufada a la batería del auto, probablemente recibiendo una señal satelital de Internet donde algún canal de TV ha permitido -o no- la transmisión en web. Pero sigue siendo un ritual silencioso de un grupo, en un atardecer. Algunas cosas no cambian. https://s3.yimg.com/bt/api/res/1.2/SrsZvJl90DsyFUsujJwiWQ--/YXBwaWQ9eW5ld3M7Y2g9MjI2NTtjcj0xO2N3PTM1MDA7ZHg9MDtkeT0wO2ZpPXVsY3JvcDtoPTEwMjQ7cT03OTt3PTE1ODI-/http://l.yimg.com/os/publish-images/sports/2014-06-19/3a3e0920-f7cc-11e3-9ead-655725e28dc6_2014-06-18T200432Z_1034902934_GM1EA6J0B4P01_RTRMADP_3_BRAZIL-WORLDCUP.JPGGracias a Enrique Carrier por esta imagen, publicada en su muro de Facebook.

PD: al día siguiente de este post cumplió siete años el blog Brain Pickings de María Popova. El hecho fue celebrado con un resumen de siete “máximas”, de las cuales rescato la cuarta sentencia, muy alineada con este posteo: “Build pockets of stillness into your life”. O sea, hay que “Construir espacios de quietud en tu vida”. De nuevo, la tortuga le gana al Fórmula 1.

3 Comments

  1. ojala sea cierto lo que decis, Daniel, la fugacidad me pone cada vez mas nerviosa….

  2. Este tema sí que tiene tela para cortar. A mi me viene resonando locamente. Hace poco compartí esta nota en mi Facebook : “The Busy Trap” : http://opinionator.blogs.nytimes.com/2012/06/30/the-busy-trap/?_php=true&_type=blogs&_php=true&_type=blogs&_r=2& (o fue en mi LinkedIn? o por WhatsApp? o en mi cuenta de Twitter? )
    Creemos que porque la tecnología puede “resolver” cosas en tiempos reducidísimos comparados con los de hace 30 años, nuestra vida, nuestros vínculos y nuestras decisiones pueden operar de igual modo.
    Este necesario punto de equilibrio entre el no quedar rezagado en la tecnología que parece que lleva puesto hasta al más pintado y el respeto por nuestra propia biología, que necesitar dormir 8 hs, comer sentado y tranquilo, ir al baño cuando surge la necesidad y verle la cara al otro de vez en cuando, entre otras cosas.
    Mis respetos,

  3. Mariana, no sé por qué me imagino que te referís a lo fugaz en los medios, y no tanto en la tecnología.
    Vanesa, en serio, hay que blindarse para seguir siendo buenos frente a la presión sin que la presión te destruya. A veces eso quiere decir un “no” laboral. Si no, a largo plazo, te quemás. Gracias por el link, me gustó mucho, rescato esto de que “Idleness is not just a vacation, an indulgence or a vice; it is as indispensable to the brain as vitamin D is to the body, and deprived of it we suffer a mental affliction as disfiguring as rickets”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>