Uber y el largo brazo de Google

Google y Uber son una referencia habitual en este blog. Se ha explicado aquí varias veces las ventajas del taxi colaborativo. La novedad es que ahora ambas compañías estarían enfrentadas, con motivo del interés de Google Ventures de sumarse a los nuevos taxis con las características de Uber, pero ofreciendo un servicio de autos sin chofer.

Uber avanza con gran ímpetu. Está presente en unas 300 ciudades de todo el mundo, e incluso en unas diez de América Latina. La paradoja es que Google es inversor en Uber (USD 258m en 2013). Desde entonces los problemas que sufrió Uber fueron regulatorios (como en Madrid en Diciembre de 2014), culturales (se reportaron violaciones de taxistas a pasajeros en India) o de competencia genuina como Lyft (muy presente en ciudades de Estados Unidos).

Pero los hechos sugieren el conflicto. Google desarrolló una app para que sus empleados compartan autos -la esencia de la colaboración en taxis-. Uber negoció con Carnegie Mellon la investigación de autos autónomos -de nuevo, el core business de Connected Cars, de Google-. Ambos están mirando por encima del hombro de su socio.

Mientras tanto, en lugares distantes como Buenos Aires no habrá ni Uber ni Google Cars. Esto se debe a la falta de cobertura inalámbica, a posibles enfrentamientos sindicales o más llanamente por ausencia de seguridad jurídica. Pero seguiremos viendo el brazo izquierdo de los choferes asomado a la ventanilla y descansando sobre el taxi, como buena metáfora de la dejadez tecnólogica. Google en tanto estará inclinando su propio y ambicioso brazo sobre el negocio de Uber, fascinado por los taxis colaborativos y dispuesto a tomar el control.

(Input: tuit de Enrique Carrier comentando nota aparecida en Bloomberg)

 

2 Comments

  1. En España lo prohibieron por presión de los taxistas ya que los de Uber no pagan licencias como ellos y no tienen tarifas reguladas. Así que ahora están tratando de ver cómo pueden regularlo para poder volver a estar operativos. Lo mismo pasa con otras apps para compartir coche en viajes largos. En ese caso las protestas vinieron de los micros de larga distancia.

  2. Tengo la imagen de llegar a Barajas y ver filas de cincuenta taxis blanco, todos cobrándote un mínimo de 25 Euros para ir a cualquier sitio céntrico. Comparalo con Uber, donde podrías tener tu taxi al momento, un poco más barato, habiendo chequeado la reputación del taxista antes, etc. Y ojo que la primer competencia en este caso es tener el Metro. Es otro mundo! Pero al menos en Madrid tienen LTE para que la app de Uber funcione bien. Acá solamente tenemos el bracito de los taxistas colgando. Beso!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>