netflix growth 2014

«No competimos con el Cable» insiste Reed Hastings, su CEO. Pero el «cord cutting» continúa y las Cableras sufren. «Somos pequeños» afirma, y es cierto, sólo en la comparación con Google-YouTube. Cada una de sus compras de Contenidos hace subir los precios del SVOD. «Somos el nuevo HBO» concede, y eso solo es cierto en parte.

Cuál es la estrategia de Netflix, entonces? En cinco sentencias cortas…

  • El abandono hace 4 años del negocio de «entrega física» del DVD tiene como contraparte una absoluta versatilidad de dispositivos. Su pantalla es una de las mejoras experiencias de usuario, aunque por supuesto se depende de la conexión de banda ancha que tenga el cliente.
  • Se metieron como outsiders en el rubro de la producción, y han resultado ser muy buenos en ello. Esto no es azar, sino haber usado eficientemente su «Big Data»: tienen un ejército de millones de personas que les dicen qué ver, cómo ver, cuándo ver. Si se lo piensa, es mágico: a traves de un perfecto Data Warehouse los clientes trabajan para ellos. «House of Cards», entonces, no es un acierto milagroso.
  • Su billetera fue capaz de tentar a los Estudios acaparando cada vez más material de «suscripción» (SVOD). Pero tuvieron la inteligencia de no ceder a la tentación de comprar estrenos caros (TVOD). Y esto último es desconocido por el gran público: han transformado una desventaja (no estrenos) en una ventaja («pero tenemos buenas series!»).
  • Tienen pasión por mejorar la interfaz y la recomendación de títulos, mediante la definición de perfiles de usuarios (aún dentro de la familia) y la implementación de nuevos subgéneros muy «finos». The Atlantic hace un juego con esto, un generador de microsegmentos, y éste fue mi resultado: «Gangster Social Issue Mockumentaries Based on Real Life About Friendship With a Strong Female Lead».
  • Son rápidos para la innovación tecnológica. Ya están listos para 4K en el primer mundo, aunque esto tardará en llegar a LATAM.

Habrá dudas en su camino? Seguro. Recientemente se ha cuestionado internamente el «binge viewing» de nuevo contenido infantil. Pero son 10 millones fuera y unos 40 millones dentro de Estados Unidos, aportando cada mes un promedio de 7,50 USD. Los números indican que la estrategia de Netflix está en lo correcto.

Qué pasará entonces? Como todos, dependen de lo que decida hacer Google. El día en que YouTube ofrezca contenido de pago, el juego será otro.