Kurt Vonnegut

Kurt Jr. Vonnegut

En «Cat´s Cradle», Kurt Vonnegut escribió lo siguiente: «Beware of the man who works hard to learn something, learns it, and finds himself no wiser than before… He is full of murderous resentment of people who are ignorant without having come by their ignorance the hard way».

Perspicaz a más no poder, Vonnegut es uno de esos escritores que no figurará en el Top Ten pero que no se puede dejar de leer. Su forma de escribir -pues no se puede ser ampuloso con él, no se puede hablar de su obra- nos hace preguntarnos si se puede hacer tan buena Sci-Fi sin haber tenido una vida tan llena de avatares como la suya.

Intentó sin éxito la vida universitaria (Bioquímica, Antropología, varios etcéteras), fracasó con énfasis en varios trabajos, combatió en la Segunda Guerra y como prisionero, sobrevivió al Bombardeo de Dresde. Tuvo que apilar cadáveres (esto luego inspiró «Matadero Cinco»). En su vida familiar tampoco le fue bien: su madre se suicidó. Su hermana murió de cáncer y su cuñado en un accidente, con diferencia de horas. Vonnegut decidió adoptar a sus tres hijos, y formar así una familia enorme, a pesar de las dificultades económicas que sobrellevó. Se enfrentó al establishment, y hasta se burló de sus condecoraciones de guerra. En fin, muchas veces fue tildado de mal escritor… pero a él no pareció importarle.

Vonnegut siguió adelante. Logró volcar la Ciencia para aportar caos e irracionalidad a su visión del mundo, no exenta de una idea artística que aún inspira a diseñadores de t-shirts. Cat´s Cradle, por ejemplo, incluye el «hielo nueve» (la solidificación instantánea del agua como arma de guerra), republiquetas bananeras y la religión del Bokonismo.

En fin, están sus Sirenas de Titán, su Desayuno con Campeones y su Pájaro en Celda. Están los cuentos breves de la época del pulp. Sobresale su obra cumbre, el mencionado Matadero Cinco. Pero cuando pensamos que le creeremos, él nos hace caer: «Those who believe in telekinetics, raise my hand».

1 Comment

  1. Cuatro años después de haber leído varias de sus novelas, acabo de concluir con «And so it goes», la biografía de Shields. Queda la idea de que Vonnegut era un cretino de temer. Pero acaso no puede decirse lo mismo de cada uno de nosotros?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>