En un post anterior me preguntaba porqué los aspectos colaborativos parecían más contundentes en la vida on-line que en la off-line. James Suroiecki arriesga una respuesta en su libro “Wisdom of Crowds“. Tal parece que emerge una multitud sabia cuando se cumplen 3 postulados:

  • Diversidad
  • Pensamiento independiente
  • Mecanismo fiable de recolección de opiniones.

Todo parece bastante lejano a lo que ocurre en una hinchada de fútbol o en una agrupación política.

Estos postulados me recuerdan al “juicio de pares” en una comunidad académica, con todos sus errores. Las aplicaciones web 2.0 amplifican esta capacidad de dictamen a millones sin el elitismo de la academia. Los editores de Wikipedia no tienen un PhD pero se los juzga por su mérito. Si lo que escriben es bueno, queda. La esencia de Google también está aquí al rankear alto a una página en función de links entrantes.

Pero hay una puja entre la vieja noción de expertos -que parece reducirse a nichos- y la tendencia actual de multitudes sabias via Web 2.0. En los programas de TV de preguntas y respuestas el público es bueno en filtrar el ruido y la cuestión aleatoria. El concepto de multitud encierra que los grandes númeres (“Big Data”) en mercados masivos son una aproximación a la verdad. Permiten que emerja el primo de un tío de alguien que sí resulta tener un expertise e impone la respuesta. Wikipedia, en definitiva,  funciona.

El contraejemplo son los negocios dentro de comunidades “cerradas” donde se copia sin experiencia y sin gran número previo. En la provincia de Buenos Aires florecen negocios mal elegidos: pensemos en los cientos de canchas de paddle, parripollos, kioscos y cabañas, todos en oleadas sucesivas. El conocimiento de nicho resuelve problemas específicos y es el alma del emprendimiento. El experto posee intuición y toma riesgos. De otro modo, Wikipedia nos diría a todos qué número jugar en la ruleta.