Cada tanto la industria de los celulares se sacude con noticias como la de hoy sobre la posibilidad de tumores cerebrales asociados al uso intensivo de la telefonía móvil.

El estudio al cual se hace referencia está algo alejado en el tiempo (2004), y las fuentes no abundan en cuanto al tamaño de la muestra o a la referencia a la metodología empleada. El uso del potencial y del condicional no ayuda mucho para entender si se habla de un riesgo cierto o de una presunción que merece ser testeada con mayor convicción. A veces la divulgación científica corre el riesgo de ser pura basura.

El mero sentido común propone una receta simple para salir de dudas, asumiendo dos hipótesis «fuertes».

H1) El estudio se concentrará sólo en los tumores cerebrales.
H2) Se asume que tendemos a usar el celular con la mano más hábil.

En ese caso la «tesis» sería correlacionar el uso intensivo de celular con la mayor aparición de tumores cerebrales, en un período a determinar -5 años, en principio-.

La «demostración» debería tomar los siguientes pasos:

  • Mantener una metodología de trabajo uniforme en las distintas poblaciones a evaluar, con igual número de sujetos en cada una de estas poblaciones.
  • Definir cuidadosa qué es uso intensivo de telefonía celular.
  • Registrar cuidadosamente las siguientes variables por individuo: edad, si es diestro o es zurdo, y si se pertenece al grupo «uso intensivo» o «uso no intensivo» (grupo de muestra).
  • En principio habría cuatro grandes grupos (izq/der, intes/no intens) diferenciados por los «n» países de la muestra. Considerar esto para tener la mínima estadística posible en cada caso.
  • Medir una vez por año, con la misma metodología (tomografías homogéneas) la posible aparición de tumores en todos los individuos de la muestra, a lo largo de 5 años.
  • Correlacionar dentro de los casos de aparición si la zona cerebral afectada coincide con la mano hábil del sujeto.
  • Aplicar los criterios muestrales habituales para evaluar si hay correlación entre uso intensivo y afectación de la zona cerebral homóloga al lado «hábil».

No parece tan difícil…