Un estudio reciente de Nielsen muestra las diferencias en el consumo de dos OTTs emblemáticos, Netflix y Hulu, ambas de gran presencia en los medios: el primero debido a su próximo ingreso en LatAm, y el segundo por los continuos rumores de venta.

Como se ve, hay una característica impensada en el consumo de Netflix. La mitad del tráfico proviene de consolas. Esto no debería asombrar, pues el uso en consolas es «libre» para Netflix pero constituye un servicio de pago extra en Hulu.

La segunda gran diferencia reside en el contenido. Los Hulu son fanáticos de los shows de TV (73%) mientras que los Netflix son más equilibrados (películas, 53%).

Por qué esto debería ser importante? OTT es lo que viene, y tanto Hulu como Netflix son una buena medida de cómo el tráfico va a poner a prueba las redes en Latam, y de la importancia de planear bien en el negocio, en cuanto a dispositivos y contenidos.